Buceo norte de Lanzarote

Search

Zona norte de buceo de Lanzarote

diving north lanzarote

Charco del Palo

Esta inmersión es una buena opción cuando hay mala mar de suroeste. Destaca por su paisaje rocoso puramente volcánico, salteado de arena blanca. En este lugar existe una excelente representación de muchos de los ecosistemas canarios en un espacio muy reducido. En la parte alta, el fondo rocoso está cubierto de un colorido manto de algas, por debajo de los 10 m el erizo diadema ha generado un extenso blanquizal y la roca, antes de desaparecer en los campos de arena, suele formar acantilados y cuevas. Por debajo de los 40-50 m crecen bosques de coral negro sólo accesibles para los buceadores capacitados.

El Ascensor y Puerto Moro

La espectacularidad volcánica de la isla nos ofrece un paisaje escultórico completamente distinto en esta inmersión y nos presenta un magnifico tubo volcánico por el que podemos viajar como si estuviéramos en un ascensor. Esta amplia cueva posee con infinidad de tragaluces que generan un ambiente singular. En la zona existen otros puntos dignos de ser visitados, como es el caso del Ascensor Chico o Puerto Moro, caracterizados por un paisaje volcánico con oquedades, túneles y grandes arcos.

Veril Costa Teguise

Como todos los veriles canarios, la gran pared de Costa Teguise tiene la facultad de atraer y concentrar la vida. En sus casi dos millas de extensión se suceden gran variedad de rincones y puntos de interés. Se trata de una inmersión muy apreciada por el público buceador local. Entre las cuevas, cornisas y oquedades encontraremos todo tipo de especies, desde corales naranjas, a pejeperros, abades o gallos; además, durante toda la ruta estaremos acompañados de cerca por sargos y pejeverdes curiosos.

Playa Jablillo

La Playa del Jablillo es una abrigada bahía artificial que ofrece aguas seguras y tranquilas, ideales para iniciarse tanto con gafas y tubo como con el buceo con botellas. La vida marina es variada y abundante ya que en este reducto encuentran cobijo grupos de salemas, sargos, galanas, las típicas fulas, los exóticos y coloridos pejeverdes y también cangrejos arañas, tapaculos e incluso chuchos.

Telamon

El primer nombre de este barco fue Temple Hall, para ser rebautizado años más tarde por una naviera griega como Telamón, en honor de uno de los argonautas que junto a Jasón surcó los mares helenos en busca de gloria y aventuras. Con este nombre quedó embarrancado en 1981 mientras transportaba un valioso cargamento de madera desde Costa de Marfil. Una vía de agua obligó a aproximar el mercante a costa y nunca más pudo surcar los mares. En la actualidad está seccionado por la mitad con la popa del barco sobresaliendo muy cerca de la orilla, formando una estampa típica.

Rabat

El nombre de este pesquero da buena cuenta del rumbo preferente que tenía planificado, la costa africana. Con la ruptura del acuerdo con Marruecos, tras perder la posibilidad de seguir faenando en el banco canario-sahariano, muchos barcos fueron hundidos en Lanzarote. Este es uno de ellos, pero no llegó a las grandes profundidades donde estaba destinado. Un fallo en la voladura hizo que tuviesen que acercarlo a costa acabando al alcance del buceo. Se trata de un antiguo cerquero de unos 35 m de eslora que hoy descansa, en excelente estado de conservación, al pie del arrecife, acostado y mostrando su gran hélice a unos 32 m de profundidad.

Marina Reef

La capital de Lanzarote presenta una costa muy atractiva, provista con numerosos puentes y pasarelas que recorren su extenso arrecife. Esta barrera rocosa, antaño muy peligrosa para la navegación, es hoy el abrigo de una ciudad que lleva su nombre, Arrecife. Se trata de un espacio único en Canarias, tanto por su paisaje como por la vida que lo habita. La Marina esconde especies que no se encuentran en otros lugares del Archipiélago, como por ejemplo una planta marina conocida como “Zostera noltii” y varios invertebrados, por lo que este entorno resulta de extrema importancia biológica y científica.

  • en-EN
  • Spanish (ES)